#MarketingdeCorazón


iNnovador. Cuando el #talento de un equipo, el liderazgo de una #marca hacen presencia en una de las bases de #ventas el #marketing.

En un momento de esos en que para muchas empresas el #cliente pasa a ser solo un cliente, que pague al pasar por caja y hasta luego “pelucas” como si tal protagonismo no conllevara seguir disponiendo en gran medida del futuro en una marca. Descargado en el sofá, junto a un #café he podido maravillarme ante una obra publicitaria que toca la excelencia con 20 dedos, uniendo pies y manos, el pasado y nuestro futuro.

Vincular emocionalmente un producto con su consumidor es el “bla bla” más de moda en los contornos comunicativos. #RedesSociales y el estigma del 2.0, televisión y la continua pesadez de decir que es “lo mejor”, radio y sus números de teléfonos al acabar la cuña, el whastapp con sus 24h de atención al cliente y sin derecho de admisión. Todos hablan de las emociones, como un café entra en nuestras vidas desde la cápsula hasta la taza (he de escribir algo sobre ello) creciendo en oferta con una calidad tan mala que muchas se quedarán con su cápsula y su contenido en la estantería del supermercado hasta ser devueltas.

De nuevo, vincular emocionalmente un producto supone besar en los labios, susurrar sobre tu oreja, dormir a la bestia para tras captar su atención recordarle que;

“Ey! este producto te va a cambiar la vida”

Sí pero el cliente piensa, se llame Raquel, Anna o Claudio, ellos piensan en que ya tienen uno, es pasado con vida por uno o dos años más ¿porqué cambiarlo? 750€ cuesta la renovación, es entonces cuando los maestros se sientan y crean una joya tan bella que pasa de la pantalla plana que tengo en el salón hasta mi cerebro electrocutando deseos mientras el mensaje más claro que todos sus compañeros de pausa publicitaria (recuerdo un comentario de Lluis Bassat sobre los Juegos Olímpicos y la importancia en un SPOT) se presenta en forma de lápiz…


…Nos dice que es un clásico, por si eres conservador. Con un traveling elegante en recorrido ascendente, el cuadro de cámara armado de un 16:9 nos acerca al lápiz, subiendo también de ambiente como la vida quien nos lleva desde casa al colegio para acabar siendo médicos de emoción…


…Nuestra medicina aterriza en la tienda de campaña, sueño para muchos, tormento para otros…


…Volvemos a la escuela. En la última fila. Sin ser un grupo de música aprendemos las notas de la lección, con el sonido de la pizarra en la última estacada del profesor por nuestra fusión de sofista rebelde que lejos queda del…


…lápiz…


…y entonces descubrimos el nuevo #iPad #Air.


En esta época de tristeza económica hasta el punto de la depresión. Donde muchas familias sufren si el aliento de la posibilidad. Viendo como la marca blanca destroza a toda a aquella marca que habiendo hecho uso del abuso y sin carisma ni miramiento a su cliente se ha dejado llevar por un tren con pasajeros limitados, de primera clase, de primera linea, sin mas vagones que aquellos vacíos de amor, pasión, empatía, sensibilidad y corazón… Dentro de esta época, la empresa más consolidada, la marca más agresiva, debe guardar las garras de bestia y mostrar el encanto de la bella. Ya que toda casa merece lo mejor, no solo de manera límbica, también con la razón de pensar que cuánto mas cerca tengamos a mano esos productos excepcionales, cuanto más asequibles sean las razones por las que a un niño se le iluminan los ojos, más y mejores serán nuestros mercados.

Una vez más y contra mi opinión, esa que tras la marcha de Steve ha sembrado en los cimientos de #Apple la duda ya erosionada años atrás, los de Cupertino vuelven sobre caballo blanco. El jinete elegante que te conecta, que te enchufa, te seduce, enamora, vende, compra y de nuevo toca tu corazón. Ahora sabemos que podemos volver a escalar en este producto por el cual se hicieron colas sin saber que había en la cima. Una vez más se venderá porque la belleza del sentimiento ha vuelto al primer plano.


Disfrútalo y de nuevo… Think different