#Completencia







Trabajar puede ser una de las necesidades menos valoradas en la historia de nuestra sociedad, sin embargo (o para evitarlos precisamente) tenemos la absoluta necesidad de hacerlo.... Creo que desde nuestro punto de vista con el enfoque emprendedor que tan bien calzamos ( cuando encontramos nuestro número allá por los tempranos 7 u 8 años de edad ) trabajar no es sólo una necesidad es algo que esta por encima de ello, pero hoy en día ¿podemos trabajar? 
 Se marcan objetivos, incentivos, metas y entre todos ellos proyectos y te vuelves a preguntar ¿estoy preparado? Cómo te des un NO por respuesta estas muerto y puedes cambiarte el calzado porque lo más rápido será preparar hamburguesas. Un tal vez ( en tarde de verano y con café ahogado en hielo ) es no hacerse esa peligrosa pregunta, entender que no necesitamos su respuesta, nos tenemos a nosotros, todos los retos que en un pasado superamos, que en el ayer o esta misma mañana hemos vuelto a vencer nos hace justos ganadores, no para vivir de ello pero si con ello, lejos de embarcarnos en falsas verdades de que siempre seremos los mejores y acercándonos a que lo hicimos bien pero que hoy y ahora LO HAREMOS MUCHO MEJOR. 

La vida puede ser triste ( sólo has de encender la televisión ) y no depende de otros, la fuerza esta en nosotros, tener el valor de escribir una lista con los éxitos, los fracasos y nuestros sueños;

"Las cosas materiales no pueden servir de sucedáneo del amor, ni de la delicadeza, ni de la ternura, ni del sentimiento de camaradería.... Puedo asegurarte que estoy aquí sentado muriéndome, que, cuando más lo necesitas ni el dinero, ni el poder, te darán el sentimiento que buscas por mucho que tengas de la dos cosas." 

Lo dijo Mitch Albom en Martes con mi viejo profesor , son latigazos que con un poco de suerte no conoceremos hasta haber dormido muchas noches, deben ser un gran incentivo para querer trabajar, pero no sólo por esos objetivos, también para crear equipos, sembrar ilusiones y estar altamente conectados cada día. 

 Por eso, no dejes que te engañen haciéndote sentir culpable, que ese inseguro líder incapaz de decir la verdad donde cada lunes hace un gran trabajo creativo para falsear su íntimo y triunfal fin de semana donde nada de lo que escuches será cierto, no dejes que te hagan ser un incompetente... Pero tampoco pelees por ser el competente, conviértete en algo que no tenga competencia no es lo que buscas ( las envidias para ellos ) sé feliz en la vida y práctica la #completencia que es el Arte de hacer más siendo completamente competente

Los límites no los pondrán tus clientes, ni tus jefes tampoco las matrículas o el sueldo. Lo harás tú, con tu dedicación, tu sacrificio y la valentía porque ya sabes llegara el día en que estando sentado en aquel viejo sofá recuerdes que decidiste no ser completente o sonrías y...